* La selección mexicana de Juan Carlos Osorio pasó ‘caminando’ a Rusia 2018, pero no por eso se tiene garantizado el éxito en el Mundial, y ni siquiera por la historia del cuadro azteca, sino por la del entrenador colombiano al frente del Tri.

osorio-lleva-a-mexico-a-la-cima-del-hexagonal

Bajo el mando del estratega sudamericano, México se ha enfrentado a tres equipos que están en el top 10 del ranking mundial de la FIFA: Chile, Portugal y Alemania. A ninguno le ha podido ganar, razón extra para pensar que con el fútbol que ha mostrado ante rivales de esa categoría, le será muy complicado llevar a la selección más allá de lo que dicta la historia, donde nunca se ha podido pasar de los cuartos de final.

Contra Chile (9° del ranking), el equipo de Osorio sí consiguió una victoria, pero fue de 1-0 en duelo amistoso, y justo días antes de la catastrófica caída ante los mismos andinos en duelo oficial, dentro de la goleada de 7-0 que le propinaron a México, en los cuartos de final de la Copa América Centenario en el 2016.

La derrota ante los chilenos no solo fue un parteaguas en la era de Osorio, sino en toda la historia de la selección mexicana, ya que es la peor que ha recibido el Tri en un partido oficial.

Después, ya en el 2017, llegó el partido ante Portugal (3° del ranking). El escenario fue la Copa Confederaciones, ahí se vieron las caras en dos ocasiones, donde pese a que dio pelea, el Tri no pudo superar a la escuadra de la estrella del Real Madrid, Cristiano Ronaldo.

En el primer enfrentamiento ante los lusos, en la fase de grupos, el equipo mexicano igualó de último minuto con un gol de Héctor Moreno, luego de ir perdiendo 2-1 gran parte del partido, para evitar una nueva derrota ante un grande del fútbol mundial, pero sin lucir a grandes rasgos.

Pasó la fase de grupos y México avanzó junto a los portugueses. En las semifinales el Tri jugó ante Alemania (1° del ranking), rival que le propinó a Osorio la otra gran derrota que tiene al frente del equipo azteca. El conjunto mexicano dio una exhibición muy pobre con una alineación bastante criticada, ya que varios futbolistas jugaron en posiciones improvisadas.

Las dudas en el once azteca se reflejaron desde el inicio, cuando Leon Goretzka (6′, 8′) apareció y les hizo dos goles en dos minutos. Desde ahí el partido tomó rumbo y para la segunda parte lo finiquitaron Timo Werner (59′) y Amin Younes (91′). Por los mexicanos, Marco Fabián (89′) hizo el gol de la consolación, el que cabe destacar fue elegido como el mejor del certamen, aunque eso ya no ayudó en nada al equipo tricolor.

Tras la goleada frente a los teutones, en las semis, México se volvió a encontrar con Portugal, en el partido por el tercer lugar, en el que desaprovecho la ventaja que tenía por el autogol de Luis Neto, y luego que les empataron con un tanto de Pepe casi sobre el final, lo terminaron por perder en el tiempo extra con anotación de Adrien Silva para el 2-1 final, lo que consumó una nueva derrota de la selección de Osorio ante un equipo de gran categoría.

Todo esto deja en evidencia, que si Juan Carlos Osorio no cambia algo en su forma de juego ante los grandes equipos, lo puede pagar muy caro en la Copa del Mundo.

Fuente: Marca.com