*De hecho, a veces compartir productos de higiene con amigos, familia o parejas es inevitable. Pero algunos de esos pequeños “objetos inofensivos” pueden ponerte en riesgo y causarte serios problemas de salud si los compartes.

objetos-que-nuca-debes-compartir-con-alguien-mas

Desde niños nos han enseñado que debemos ser compartidos y solidarios con las demás personas, por lo que compartir es algo natural en el ser humano, pero existen cosas que por el lado que lo veamos jamás deberíamos compartir con nadie.

Y es cierto ya que a diario usamos cosas demasiado personales que por obvias razones no deberías compartir con nadie pero que en algún momento puedes llegar a hacer. Por ello, estos son algunos objetos con los que debes ser muy cuidadoso de compartir ya que podrías contraer alguna enfermedad o infección.

 Jabón

Después de cada uso, el jabón de barra se cubre de microorganismos de tu piel, que van de los microbios inofensivos a patógenos graves que las personas pueden tener ni llegar a estar enfermas, incluso si es antibacterial. Si tienes que compartir, procura que sea jabón líquido.

 Toallas

¿Huele a viejo tu toalla? Eso es en realidad bacterias hongos y moho. Las toallas son un campo vivo de cultivo para gérmenes, especialmente cuando han estado colgando en un baño húmedo. Las toallas contaminadas pueden transmitir infecciones de hongos en la piel y la bacteria del acné.

Esponjas

Como nunca se secan realmente entre usos, es muy fácil para los hongos y virus de las células muertas crecer y multiplicarse y vivir en las fibras. Una esponja contaminada puede causar infecciones como acné, hongos en las uñas e incluso tiña.

4. Navajas, rastrillos y rasuradoras

Cuando te afeitas, el rastrillo colecta células muertas de la piel mezcladas con bacterias, por lo cual entre más personas lo usen, mayor es el riesgo de infección. Además también existe el riesgo de que al hacerlo, te cortes o lastimes, por lo que aumenta la probabilidad de enfermedades relacionadas con la sangre como la hepatitis y el VIH.

Corta uñas

Aún cuando parezca que ambas personas tienen uñas limpias y saludables, los corta uñas representan un riesgo porque son usados en lugares donde las bacterias se esconden como los dedos de los pies y manos.

 Pinzas para cejas

Parecen inofensivas, pero cuando usas pinzas existe la posibilidad de que puedas contraer una infección porque cuando extraes un vello muy enterrado entra en contacto con piel y a veces sangre. Son raros los casos pero existe el riesgo de contraer hepatitis C o VIH.

Cepillos de cabello

Cuando del cepillo de cabello se trata se debe ser muy cuidadoso, ya que a través de los productos capilares se propagan los piojos. De igual manera también hay que ser muy cautelosos con las sábanas, sombreros, almohadas o cojines.

Desodorantes

Además de que es muy asqueroso compartir un antitranspirante con otra persona, esto puede causar infecciones, ya que es el área del cuerpo en la que más sudamos, por lo que podemos transmitir gérmenes, hongos y bacterias.

 Maquillaje

El maquillaje es uno de los artículos de belleza más compartido, pero a través de estos se puede transmitir conjuntivitis o úlcera bucal. A pesar de todo la mayoría de los cosméticos tienen bastantes conservadores, pensados especialmente para acabar con las bacterias que producen infecciones.

 Bebidas

Compartir una botella o una lata conlleva un intercambio de saliva donde intervienen gérmenes que producen amigdalitis, resfriados, herpes, mononucleosis, paperas e incluso meningitis.

Cepillos de dientes

La boca es uno de los lugares más sucios del cuerpo, por lo que no se debe compartir algo que ha estado en un lugar lleno de bacterias. No deberías dejar que alguien lo use y mucho menos usar el de otra persona, las infecciones se transmiten a través de las cerdas. Por eso el dentista recomienda cambiarlos cada 3 meses.

 Aretes

mujer poniéndose un arete en el oído

Cada que te colocas un arete haces una abertura en la piel permitiendo que los virus de la última persona que los uso se introduzcan en tu sangre, corriendo el riesgo de contagio de enfermedades de transmisión sanguínea.

 Audífonos

Las infecciones también pueden entrar por los oídos a través de aparatos como los auriculares que hoy en día son muy usados en todo lugar y en cualquier momento, por lo que son portadores de bacterias y lo más recomendable es no prestarlos, pero si lo haces procura desinfectarlos antes de volver a usarlos.