*No siempre se debe culpar a las hormonas, a veces algunas de estos hábitos inconscientes pueden estar causándote acne.

malos-habitos-diarios-que-te-provocan-acne

Es tan injusto. Ya has pasado con creces los días de la pubertad, pero aun estas tratando con tus problemas a la piel. Aunque un brote de acne ya no arruina tu vida como en el pasado, aun es a vergonzante y frustrante. Así que ¿por qué todavía sufres de brotes de acne? Annette King, director del Instituto Internacional de Dermatología dice que las personas propensas al acne nacen con cuatro a cinco veces más células de piel que la persona promedio y producen más aceite que las personas normales. Y esta es la combinación ganadora de factores que son la raíz del problema. Pero también hay otras formas en las que podrías estar irritando tu piel, formas que quizás ni siquiera conoces. Así que la culpa puede ser tu rutina diaria.

Usar maquillaje con ingredientes que pueden causar irritación

Existen ciertos ingredientes en el maquillaje y el protector solar que pueden estar causando brotes de acne. Esto no quiere decir que tienes que olvidar tu base o dejar de aplicar bloqueador solar, pero necesitas mantener vigiladas las etiquetas de los productos.

Color artificial: Busca colores artificiales en los ingredientes. Estos pueden irritar la piel y si están en tu lápiz labial y rubor, pueden ocasionar acne alrededor de la boca o mejillas.
Lanolina: Este es básicamente el termino elegante para el sebo de oveja, y aunque puede ser bueno para la piel seca, no es lo mejor para el acne.
Aceite mineral: Este forma una película en la piel, atrapando las células muertas y bacterias.
Petróleo: Se trata de un aceite, por lo que no necesitas exactamente poner más aceite en tu rostro.
Fragancias artificiales: Estas pueden irritar la piel y causar brotes. Trata de usar productos sin fragancia en la medida de lo posible.

Secar demasiado tu rostro

Quitar todo el aceite y la humectación de tu cara es una manera segura de irritar la piel. Aunque pueda sonar como una buena idea secar todo el aceite de la piel y evitar el humectante, tu piel es más complicada que eso.

Secar la piel causara mayor producción de aceite. La piel trata de corregirse naturalmente, por lo tanto si se siente seca intentara balancear la situacion produciendo más aceite, continuando con el círculo vicioso.

La recomendación es ser suave con la piel y mantenerla hidratada (no es lo mismo que grasosa). Prueba con un limpiador hecho específicamente para la piel propensa al acne, pero úsalo con un tónico hidratante o un humectante sin aceite.

La presión sobre tu rostro

Esto se refiere al acne causado por la presión física sobre tu cara, como la que ejerce tu teléfono celular, un instrumento como un violín o simplemente cuando descansas sobre tu mano al ver televisión o estar frente a la pantalla de una computadora. La presión expone tu piel a grandes cantidades de bacterias.

La solución es obvia, dejar de aplicar presión sobre tu piel, por ejemplo utilizando las manos libres de tu teléfono. Pero si no lo puedes evitar, al menos limpia las superficies que apoyas en tu cara.

Estrés

El estrés puede aumentar la cantidad de hormonas que causan acne. Así que tranquilízate, intenta hacer cosas que te relajen y minimiza el drama.

 Lava la ropa

Como si no fuera molesto tener que lavar la ropa, el no hacerlo podría estar provocándote acne. Tu cara descansa en la almohada durante horas, y si no está limpia, estarás básicamente dándote vueltas sobre grandes cantidades de células muertas y bacterias. Lo mismo ocurre con las toallas.

La solución es cambiar la almohada una o dos veces a la semana y usar una toalla limpia a diario. Los suavizantes de ropa pueden tener grasa que no te hará nada bien, además recuerda que los detergentes para la ropa pueden contener fragancias que también podría causarte irritación.

 Vigila tus productos para el cabello

Muchas personas no piensan que sus productos capilares pueden causar acne, pero piensa cuantas veces tu pelo toca tu rostro. Y recuerda que a menos que laves tu cabello todos los días antes de ir a la cama, todos esos productos se transfieren a tu almohada.

Los productos con silicona o aceites obstruyen el porro si llegan a la piel, así que si quieres mantener tu pelo controlado intenta mantenerte alejada de los productos con esos ingredientes.

 Usar aplicadores de maquillaje sucios

Brochas de maquillaje limpias

Aparte de revisar las etiquetas de tus productos de maquillaje debes pensar en los instrumentos que utilizas para aplicártelo, como las brochas, esponjas y otros aplicadores que usas para aplicar tu maquillaje no comedogenicos.

Tus aplicadores están llenos de bacterias y células muertas. Usa una esponja solo una vez y limpia tus brochas una vez a la semana con limpiador para brochas o zampo. Esto las mantendrá libres de gérmenes.

Corticosteroides y drogas anti epilépticas.

Nunca dejes de tomar este tipo de medicamento sin el consentimiento de tu médico particular.

 El embarazo.

Algunas mujeres las beneficia, mientras que para otras el acné empeora.

Tu dieta

Seguro has escuchado rumores de que el chocolate o las patatas fritas producen acne, pero la buena noticia es que esto no es así.

Lo que afecta al acne es la dieta general. Tener un índice glicémico alto, causado por la ingesta frecuente de alimentos que hacen subir el azúcar en la sangre, como la azúcar refinada, las pastas y las patatas fritas, causan estragos en el cuerpo y produce acne. Así que si comes estas cosas solo ocasionalmente, no deberías tener problemas.

Usar la ropa equivocada

Las fibras de tu closet pueden ser las culpables de tu acne. Las telas como el poliéster y la lycra pueden atrapar las células muertas y el sudor. Se pierde un millón de células de la piel cada cuarenta minutos y cuando usamos ropa súper apretada, esas células no tienen otro lugar al que ir.

La solución es usar ropa con fibras naturales como el algodón o el bambú que permiten que la piel respire.

 Fumar causa acne

Aunque algunos doctores no están de acuerdo en si el cigarrillo causa acne o no, hay evidencia que sugiere que si lo hace. Investigadores en Roma identificaron el acne no inflamatorio como común entre las personas que fuman. También encontraron que los fumadores que han tenido acne en sus años de adolescencia tenían cuatro veces más posibilidades de tener acne de adultos que aquellos que no fuman. Así que reconsidera ese habito mortal, si no por tu salud, hazlo por la vanidad.

Perfume

El perfume, al igual que la fragancia en el detergente y el maquillaje puede hacer que tu piel se irrite también. Asegúrate de evitar tu cara cuando te rocíes perfume. Una manera fácil de hacerlo, es aplicar perfume en tus muñecas y luego frotarlo en tu cuelo para expandir la fragancia. También evita productos de baño y ducha con fragancia.

Ser perezosa con tu rutina

Aunque es tentador, luego de un largo día, simplemente meterse a la cama sin lavar y tratar tu rostro, cuando te saltas la limpieza y humectación, puede que pierdas todo lo que has ganado cuidando tu piel. Es importante establecer una rutina y cumplirla. También, no debes frustrarte con los tratamientos contra el acne, ya que toman alrededor de un mes para hacer efecto.

Cada noche deberías usar un limpiador, un tónico hidratante o un humectador suave y un tratamiento para el acne con ácido salicílico o peróxido de benzoylo.

El bronceado

Seguro habrás escuchado que el sol seca la piel y que los rayos UV tienen un efecto antibacterial. Pero tomar sol no es una forma suficiente para evitar el acne. Y recuerda que secar demasiado tu piel hace que se produzca más aceite, no menos.

Además, el bronceado hace que la piel aumente la producción de células, lo que significa más células muertas, sin mencionar las arrugas.

Tratamientos caseros

 -Existen correctores medicados en las farmacias. No deben de ser usados en toda la cara, sólo en los puntos de infección que resalten.

-Siempre usa maquillaje libre de aceite.

-Higiene personal. Siempre lava tus manos antes de ponerte maquillaje.

-Siempre remueve el maquillaje por las noches.

-No te laves excesivamente la cara. Esto ocasiona que se seque y se irrite la piel.

-Si tienes tu piel reseca, usa una crema hidratante libre de aceite.

-El jabón de árbol te puede ayudar.

-No dejes que los granos arruinen tu vida. Recuerda que aparecen en la mayoría de la gente a cierta edad.