Buscan uno de los 7 mil 572 lugares para las cien carreras que oferta la Máxima Casa de Estudios de San Luis

llego-el-gran-dia-para-14-mil-600-aspirantes-a-la-uaslp

Cuenta la leyenda que los aspirantes a ingresar a la UASLP y los que ya son alumnos, deben sobarle la nariz a el busto de Idelfonso Díaz de León, ubicada en el Edificio Central, logran su cometido. Lo cierto es que llegó el gran día para 14 mil 600 jóvenes que mañana sábado 8 de julio realizarán el examen de admisión para ingresar como estudiantes de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí en alguna de las cien carreras que oferta en los campus: Matehuala, Rioverde, Ciudad Valles, Tamazunchale, Salinas y por supuesto los de la capital.

Sólo hay 7 mil 572 lugares disponibles para la generación 2017-2018, por lo que los aspirantes deberán dar lo mejor de sí, demostrar que poseen los conocimientos necesarios para ser parte de una de las instituciones educativas de mayor prestigio en el país.

El periodo de preparación ya concluyó, los jóvenes ya repasaron sus apuntes, temarios, cuestionarios, acudieron a cursos de preparación, todo con el fin de conseguir un lugar en la Uni. No todos lo lograrán, sólo los más capacitados y preparados.

UASLP

Expertos recomiendan que esta noche de viernes duerman temprano para que mañana despierten completamente descansados, se den un baño y alcancen a tomar un desayuno ligero pues el examen matutino dura varias horas.

No pueden dejar que les ganen los nervios, es mejor estar tranquilos y dominar la situación. Leer cada pregunta cuidadosamente, así como también las respuestas, a fin de contestar el mayor número de forma correcta.

Una vez terminada la primera evaluación la de conocimientos, lo más recomendable es volver a sus casas, comer algo y descansar ya que por la tarde deben estar listos para el examen CENEVAL, que es igual de importante que el de conocimientos.

Concluidos los dos exámenes, los aspirantes pueden por fin descansar después de meses de estrés y angustia. Los más extrovertidos seguro irán de antro con amigos, otros volverán a sus hogares a descansar. Ya nada podrán hacer. Para mañana en la tarde los exámenes contestados estarán y el futuro de 14 mil 600 jóvenes estará en vilo durante una semana, hasta que hagan públicas las listas de ingresos. La mitad festejará, el resto deberá buscar una nueva opción de vida.

Seguiremos informando.