* Esta técnica es crucial para mejorar la producción petrolera del país, dijo la Secretaría de Energía, lo que no menciona es el inminente daño ecológico que ocasiona

gobierno-de-enrique-pena-nieto-defiende-el-uso-del-fracking

Durante el foro Latin America & Caribbean Gas, el director general de Gas Natural y Petroquímica de la Secretaría de Energía (Sener), David Rosales Hernández, dijo que, si se quiere producir dos millones y medio de barriles de crudo como plantea Andrés Manuel López Obrador, deben implementarse medidas no convencionales, como lo sería el fracking. En San Luis Potosí, muchos se han unido para impedir que se realice esta práctica en la Huasteca pues el daño ecológico en la región sería irreversible.

Rosales Hernández señaló que: “Es necesario algo no convencional para alcanzar las curvas previstas, si no seguiremos con los mismos niveles o en caída”, pues la producción de Pemex está declinando debido a que sus campos productivos están en condiciones maduras.

Agregó que aquellos países que han dejado de realizar fracking, han visto un incremento en los costos de generación eléctrica y una pérdida de inversión en materia de petróleo y gas que los ha dejado en términos menos competitivos. “La fractura hidráulica es necesaria para la producción de petróleo y gas en el mundo”, aseguró.

Lo que no mencionó fue el impacto ecológico que este método de extracción traería, pues dañaría los mantos acuíferos como lo ha hecho en Estados Unidos. Un solo pozo requiere de entre nueve y 29 millones de litros de agua para su correcto funcionamiento.

En la Huasteca potosina, lugar donde se pretende realizar el fracking, los parajes que más afectación tendrían son: las cascada de Tamul, Tambaque, Puente de Dios, entre otros de menor renombre como el Nacimiento de Huichihuayán, las Chorreras de Palmira Viejo en Tancanhuitz y muchos más arroyos. Estos lugares han crecido en los últimos tres años gracias al turismo.

El daño se extendería por toda la región acabando con la flora y la fauna endémica de la región. Las especies de animales que habitan en la Huasteca y que se verían amenazadas son: la perdiz canela, el cojolite, el mono mico, loro huasteco, tigrillo, zorrillo espalda blanca, viejo de monte, ocelote, tucanete, venado temazate, pecarí o jabalí, boa constrictor, martucha y el puerco espín.

Desde el pasado mes de julio, ha habido reportes de precensia del ejercito y de la policía resguardando las zonas y la llegada de maquinaria con la que se podría realizar el fracking en la Huasteca, principalmente en el municipio de Tanlajás.

Cientos de activistas se unieron para pedir al Gobierno del Estado que impida este metodos de extracción en la Huasteca. Antes de salir, el presidente municipal de Tanlajás declaró 36 mil 951.74 hectareas como zonas protegidas por considerarse sagradas para los grupos indígenas. También, los recien llegados alcaldes de la Huasteca se reunieron para firmar un compromiso en defensa de la región contra el fracking.

Finalmente, desde el Congreso del Estado, la actual legislatura conformó una comisión que se encargaría de llevar al pleno de la Cámara de Diputados y del Senado de la República, así como al presidente electo, un estudio del tema fracking y que a la brevedad se lleven a cabo modificaciones legales que tengan como fin evitar el daño al territorio nacional y a los mexicanos por la práctica de esa forma de extracción de hidrocarburos.

Seguiremos informando.