* La exlideresa magisterial estuvo más de 5 años presa por lavado de dinero y delincuencia organizada, entre otros delitos.

elba-esther-gordillo-fue-absuelta-de-lavado-de-dinero

Tras más cinco años de prisión, Elba Esther Gordillo quedó libre en las primeras horas de este 8 de agosto. La exlideresa magisterial fue absuelta de los cargos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

El Primer Tribunal Unitario del Primer Circuito entregó a las 23:30 horas del martes la notificación de absolución de Gordillo, misma que establece su inmediata libertad para transitar por el país, así como para hacer vida pública.

A Elba Esther se le aprehendió el 26 de febrero de 2013 en el Aeropuerto Internacional de Toluca. Fue una de las primeras aprehensiones importantes en el recién iniciado gobierno de Enrique Peña Nieto.

Durante su detención se le acusó de defraudación fiscal, operaciones con recursos de procedencia ilícita (1,978 millones de pesos), lavado de dinero y delincuencia organizada, procesos que enfrentó en la clínica del Penal Femenil de Tepepan y en varios hospitales, todos en arresto. Desde diciembre pasado estuvo en arresto domiciliario en su departamento en la colonia Polanco en Ciudad de México.

Jesús Murillo Karam, entonces procurador general, dijo que a Gordillo se le detectaron múltiples operaciones superiores a los dos mil millones de pesos provenientes del sindicato de profesores y que usó para gastos personales.

En mayo de 2017, Gordillo fue exonerada por los delitos de defraudación fiscal por 2 millones 199 mil pesos cometido en 2008.

La Maestra, como se le conoce también a Gordillo, dará una conferencia el lunes 20 de agosto, el mismo día que inicia el ciclo escolar. Por ahora, se encuentra con su familia con quienes pasará unos días, además de que necesita asimilar el aislamiento que vivió durante estos años, dijo su abogado Marco Antonio del Toro.

Una liberación con fecha especial

Este mismo 8 de agosto, el día de la liberación de Elba Esther Gordillo, Andrés Manuel López Obrador recibirá la constancia de presidente electo. Carlos Loret de Mola, periodista de Televisa, fue uno de los primeros en notar una coincidencia en las fechas.

A pesar de los repetidos señalamientos, la gente cercana al virtual presidente electo de México insiste en que no existió ni existe ningún tipo de alianza con la exdirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Los rumores que rondaban al candidato de izquierda empezaron a acrecentarse cuando el extitular de la SEP, Aurelio Nuño, se dijera preocupado de una posible relación entre Delfina Gómez, quien pudo haber sido gobernadora del Estado de México el año pasado, y la ahora eximputada de enriquecimiento ilícito. Nuño acusó a Morena de ver a los docentes como botín político y no como agentes de cambio social.

Esta preocupación surgió luego de que en un mitin de Delfina Gómez Álvarez aparecieran Rafael Ochoa, exsecretario del SNTE, y Fernando González, yerno de Gordillo y subsecretario de Educación Básica durante la administración de Felipe Calderón. Ambos, aparentemente, se presentaron para dar su respaldo a la candidatura de Delfina al gobierno del Estado de México puesto que, dijo Fernando González, “la maestra había logrado gran simpatía entre los maestros y los educadores”.

Dichos señalamientos fueron utilizados por la defensa de Elba Esther, quien denunció ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) a Nuño y Emilio Chuayffet, ambos se desempeñaron al frente de la SEP; Jesús Murillo Karam, extitular de la PGR; Alberto Bazbaz, procurador de justicia del Estado de México y quien estuvo a cargo de la investigación de la niña Paulette, y Humberto Castillejos, consejero Jurídico de la Presidencia de ser los responsables de un plan para inculpar a la maestra con el fin de imponer a la SNTE un líder a modo.

Con información Huffpost