*El tesorero del ayuntamiento de la capital señaló que los pasivos heredados se han disminuido lo más posible
*Adelanta que para el cierre de la administración del alcalde Ricardo Gallardo la austeridad será primordial

se-ha-cumplido-con-la-meta-de-no-solicitar-mas-creditos-emmanuel-ramos

El tesorero municipal del ayuntamiento capitalino, Jesús Emmanuel Ramos Hernández, informó que en lo que va de la administración se ha cumplido con la meta de no adquirir deuda pública que perjudique las arcas municipales y que en su momento la siguiente administración se vea afectada, tal como ocurrió cuando recién inició el trienio de Ricardo Gallardo Juárez, donde, durante la primera quincena, no había certeza del pago a los trabajadores por motivos del adeudo de más de 1, 500 millones de pesos heredado de la administración de Mario García Valdés.

Ramos Hernández dijo que el municipio avanzó de manera considerable a pesar de lo que llamó obstáculos, refiriéndose a la institución bancaria Bansi, quien puso minuciosos candados a la deuda que se adquirió en 2014 y que impidieron una negociación factible para la administración, en el sentido de realizar prepagos o abonos para disminuirla y que, según dijo, ataron de pies y manos al ayuntamiento capitalino.

El funcionario detalló que, gracias a que el edil Ricardo Gallardo Juárez es un experto en administración pública, fue que se pudo trabajar de una manera loable, aunque con cierta austeridad, pero se logró no endeudar aún más al municipio, puesto que esa era la meta y hoy, a unos meses de finalizar, se mantienen firmes en las instrucciones del alcalde.

Estas acciones, serán pieza clave para los próximos meses, asumió el tesorero: “durante la recta final de la administración de Ricardo Gallardo Juárez, la austeridad será fundamental para no heredar deuda pública a las arcas municipales, pues la intención es cerrar con los números pertinentes para no dejar deuda pública, principalmente en gasto corriente, que son las cosas que día a día generan un recurso alto”, explicó.

Sin embargo, los manejos financieros fueron certeros y las necesidades de la población pudieron ser cubiertas; además de la realización de diversas obras y acciones en las que Ramos Hernández destacó, no hubo mayor endeudamiento.

Seguiremos informando.