* Médico que ganó laudo laboral por más de 4 millones de pesos fue amenazado y hostigado por policías
* Samuel Rocha, visitador de la CEDH se negó a recibir la queja en contra de la dependencia estatal
* La Comisión Nacional de Derechos Humanos ordenó a la estatal de San Luis Potosí que atendiera al quejoso
* El ombudsman potosino está más ocupado en salir en fotografías que en atender el alto número de quejas de los potosinos

derechos-humanos-se-niega-a-recibir-quejas-contra-seguridad-publica

La Comisión Estatal de Derechos Humanos, que preside Jorge Andrés López Espinosa, se niega a recibir quejas de potosinos en contra de la Secretaría de Seguridad Pública, al grado que las víctimas quedan en total indefención y deben acudir a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para buscar algún tipo de protección y que exista el registro de los ataques que sufren por parte de las instituciones del Estado.

El médico que ganó un laudo laboral por 4 millones de pesos a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y la Oficialía Mayor del Estado, fue acosado, hostigado y amenazado para obligarlo a desistir de su denuncia. El galeno decidió acudir a la CEDH a poner una queja, pero, para su sorpresa, el visitador Samuel Rocha se negó a recibir la queja alegando que esa era la indicación superior.

El médico, que en 2016 interpuso una denuncia ya que la Secretaría de Seguridad Pública lo tenía inscrito como policía C y no como galeno, ganó la querella y un juez federal ordenó el pago de 4 millones de pesos y la correcta reinstalación laboral en la dependencia potosina, sin embargo, Jaime Pineda, director de Seguridad Pública, y Elías Pesina, Oficial Mayor, se negaron a acatar la orden, por lo que el abogado del quejoso pidió el apoyo del Ejército Mexicano para realizar el embargo correspondiente, según marca la Ley.

Una vez que personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se comunicaron con sus pares potosinos y les hicieron saber que la queja del galeno estaba dentro de sus competencias y por ningún motivo podían negarse a recibir la queja, abrieron un expediente para hacer una supuesta investigación.

Jorge Andrés López Espinosa tomó protesta al cargo de ombudsman en marzo de 2017 y, aunque se tenía grandes esperanzas en su nombramiento por la gran experiencia que ha tenido en la protección de los derechos humanos, ha optado por salir en fotografías del recuerdo y relegar la defensa de los derechos humanos.

San Luis Potosí atraviesa, desde hace meses, una cada vez más grave crisis de inseguridad. Es imparable la cifra de ejecutados, feminicidios, desaparecidos, secuestros, levantones y robo; antes la ciudadanía potosina tenía en la CEDH la esperanza de un defensor, ahora, con la indicación de no recibir más quejas en contra de Seguridad Pública, se reducen las posibilidades de que el Estado respete los derechos humanos de los potosinos.

Cristian Romo, abogado del médico, hace responsable de lo que le pueda pasar a él, a su defendido, a sus familias y a sus bienes materiales, al gobernador Juan Manuel Carreras López, al secretario de Seguridad, Jaime Ernesto Pineda Arteaga y al Oficial Mayor, Elías Pesina.

Seguiremos informando.