*Investigadores reclutarán a más de una veintena de personas que deberán pasar 56 días consumiendo cerveza

*El objetivo es potenciar los beneficios de la bebida con hierbas antioxidantes y alcanzar en ella

buscan-bebedores-de-cerveza-para-experimento-cientifico

Seguro que esta es una información que querrás compartir con todos tus amigos: una universidad en Chile busca candidatos a someterse a la ardua prueba de beber cerveza durante 56 días, todo, en favor de la ciencia.

Investigadores reclutarán a más de una veintena de personas que deberán pasar 56 días consumiendo cerveza, en la ciudad de Arica.

En el Centro de Investigación del Hombre del Desierto (Cihde) están convencidos de que el popular brebaje será, tarde o temprano, igual de saludable que una copa de vino, según reportó Cooperativa.cl.

El investigador Claudio Parra trabaja desde el año pasado para desarrollar una “receta” de una cerveza enriquecida con la planta ancestral aymara “umatola” (Parastrephia lucida), que se caracteriza por florecer a más de tres mil 800 metros de altura y poseer altas propiedades antioxidantes.

El objetivo es potenciar los beneficios de la bebida con hierbas antioxidantes y alcanzar en ella, también, propiedades preventivas en enfermedades cardiovasculares.

Requisitos: La prueba consta de dos etapas. La primera consiste en 28 días bebiendo una botella de 300 mililitros de cerveza común y corriente. La segunda, con un período abstemio de dos semanas de por medio, de otros 28 días probando la cerveza con umatola.

Los interesados pueden mandar un correo electrónico a [email protected] hasta finales de enero, pues Parra pretende comenzar las pruebas en el primer semestre del próximo año.

En los laboratorios del Centro de Investigaciones del Hombre en el Desierto, CIHDE (UTA-Conicyt) están realizando los primeros experimentos para elaborar cerveza en formato estandarizado y reproducible.

Los investigadores están haciendo estas pruebas para establecer la temperatura, PH y tiempo en el proceso para que sean medidas estándar, así como también la cantidad de polifenioles y carbohidratos que tendrá la cerveza. Esto último para luego evaluar como cambiarán esos valores cuando se le adicione la siputola.

Paralelo a estas primeras pruebas el director a cargo del proyecto, el doctor en química orgánica experimental, Claudio Parra Montes, se encuentra exponiendo la investigación del CIHDE al grupo Polifenoles Naturales de la Universidad de Barcelona.

“Se busca potenciar la flora nativa de la región, luego intentar transferir las propiedades que hemos encontrado en las plantas analizadas. En este caso elegimos la cerveza por sus propiedades cardio-protectoras consumiéndola de manera moderada. En ese aspecto encontramos interesante encontrar nuevos usos a la capacidad antioxidante de la Siputola, que es el doble que la encontrada en el maqui. Esto otorgaría grandes beneficios a la salud humana y también para las comunidades y emprendedores locales”, comentó Parra.

Una vez generado el proceso estándar se trabajaría en conjunto con la cervecería artesanal Amauta, un emprendimiento ariqueño ubicado en el Poblado Artesanal de la ciudad.

Con información de Excélsior

http://www.excelsior.com.mx/de-la-red/2017/12/14/1207681#.T4hURBJkku0.facebook