La infección por hongos en los pies es resultado de organismos invasores de tipo parasitario denominados dermatofitos, que comienzan a multiplicarse en el pie y, por lo general, ocasiona alguno de los dos principales padecimientos:pie de atleta o la infección de las uñas de los pies (onicomicosis), de acuerdo con hongosenlospies.org

3-remedios-contra-hongos-de-los-pies

Salud180.-El mismo tipo de hongo, más comúnmente llamado Trichophyton rubrum, puede causar los dos tipos de infección de hongos en los pies, los cuales son muy comunes, pero el pie de atleta es generalmente mucho más fácil de eliminar, ya sea a través de medicamentos o con algunos de los siguientes remedios naturales, según el sitio globalhealingcenter.net:

1. El aceite de ajonjolí y el aceite de coco crudo y virgen tienen propiedades anti-hongos y puede aplicarse directamente a los pies. Frótelo en sus pies secos con una mota de algodón dos veces al día.

2. Té de árbol. Prepara un baño con 40 gotas de aceite orgánico de té de árbol y remoja tus pies durante 10 minutos. Después de remojarlos y secarlos por completo, dales un masaje con unas gotas de aceite directamente en el área afectada.

El aceite de árbol de té tiene propiedades antisépticas y anti-hongos que ayudarán a destruir el hongo en sitios muy infestados, así como a evitar que se desplace a otras áreas que aún no han sido afectadas.

3. Bicarbonato de sodio. La sal es una de las principales enemigas de los hongos. Por eso mismo, emplear bicarbonato de sodio puede ser una de las excelentes maneras de erradicarlos. Simplemente debes preparar una pasta de bicarbonato con agua, aplicando luego entre los dedos de los pies y las zonas afectadas. Deja secar y enjuaga. Aplica diariamente.

La mayoría de los tipos de hongos en los pies desaparecen con bastante rapidez, con un tratamiento tópico, mientras que las infecciones por hongos de uñas suelen ser más difíciles de curar debido a que los tratamientos tópicos no pueden actuar directamente en el área infectada de la uña.

En este caso, el tratamiento puede necesitar ser continuado durante muchos meses, por lo cual es fundamental que antes de aplicarte cualquier tipo de tratamiento, consultes con un especialista.